Saltar al contenido

Diferencias entre Freidoras sin Aceite y Tradicionales

Diferencia entre freidora de aire caliente y con aceite

Patatas fritas, pescado verduras o carne… Las freidoras clásicas (tradicionales) te permiten elaborar platos salados o dulces para el deleite de los muchos.

Pero los olores del aceite en la cocina no le gusta a muchas personas porque se extenderá por toda la casa.

Para satisfacer las nuevas expectativas de los consumidores, los fabricantes ofrecen ahora electrodomésticos sin aceite que funcionan con aire caliente. Están fabricados para desprender menos olores a la vez que son más eficientes y más saludables.

Freidoras sin aceite

Las patatas fritas son conocidas por su alta cantidad de calorías o grasas, pero ahora es posible reducir ambas.

Las freidoras de aire caliente tienen la ventaja de cocinar patatas fritas o cualquier otro alimento con muy poca o nada de aceite.

Su cocción se realiza mediante aire caliente circulando en su interior. Esto permite papas fritas más saludables.

Algunos modelos están equipados con platos giratorios que le permiten cocinar o descongelar otros alimentos, como verduras.

Otra de las ventajas, es de estas es que desprenden menos olor y grasa en los alimentos.

Según varios estudios, las airfryer produciría patatas fritas con muy poca grasa en comparación con una clásica.

Sin embargo, el sabor de las papas fritas cocinadas con una freidora de aire caliente es diferente de las que se cocinan con una freidora con aceite, lo mismo ocurre con la textura.

El mantenimiento de este tipo de electrodoméstico es relativamente sencillo, ya que la mayoría de las piezas son aptas para lavavajillas, lo malo es que la cocción es más larga.

Entre los pioneros se encuentran Seb con Actifry (que tiene un plato giratorio), Philips, las airflayer Innsky y por último la más recientemente, De’Longhi con Multifry.

Ventajas

  • Alimentos con menos grasa
  • Menos olores
  • Más fácil de limpiar
  • Mayor capacidad

Desventajas

  • Cocina más lento que una freidora de aceite
  • Almacenamiento (voluminosas)
  • Mejor sabor en los alimentos debido a la grasa
  • Más económicas

Características técnicas

Estas son algunas de las características más importantes que debemos fijarnos a la hora de decantarnos por una u otra.

1. Capacidad de la cesta

La capacidad de la cesta determina la cantidad de alimentos que se pueden cocinar, esto varía dependiendo del modelo.

La mayoría de ellas tienen una capacidad de entre 700 gramos a 2 kilogramos.

Tenga en cuenta que una freidora de 1 kilogramo capacidad puede hacer unas patatas fritas para 3 o 4 personas. Cuanto mayor sea la capacidad, mayor es la potencia que deberá de usar.

2. Temporizador

Como norma general tienen un temporizador incorporado, que emite una señal audible al final del del tiempo de cocción. Una opción ideal para controlar la cocción.

3. Seguridad

La seguridad es una consideración importante a la hora de comprar una airfryer, especialmente si en su domicilio viven niños.

Para limitar el riesgo de quemaduras, cada vez se fabrican más freidoras con paredes exteriores frías.

4. Limpieza

Es importante disponer de su freidora sin aceite limpia tanto para alargar su vida útil como por higiene. Dependiendo del modelo, la cesta puede ser extraíble y lavable en el lavavajillas.

Antes de lavar las piezas desmontables, asegúrese de haber desenchufado el aparato y dejar que se enfríe.

Freidoras con aceite (tradicional o clásica)

Puedes comprar una por menos de 30 € e incluso menos dependiendo en la época del año en que te encuentres. Consiste en una cacerola, una cesta de metal y una tapa.

Para usarla, deberá simplemente agregar aceite, esperar a qué se caliente y poner en la cesta el alimento que quiera freír.

Ventajas

  • Adecuado para presupuestos bajos
  • Control de la temperatura de calentamiento
  • Limpieza más fácil que una freidora de aire
  • Las tapas a veces se pueden usar como plato.
  • Todas las piezas son aptas para lavavajillas.

Desventajas

  • Son bastantes voluminosas.
  • Estabilidad plana, especialmente en cocina de gas.
  • La seguridad es muy baja cuando el aceite está caliente, posibles quemaduras al manipularla.
  • La limpieza es muchos más difícil debido al aceite
  • Sin zona fría, sin filtro de olores.
  • Salpica el aceite al introducir la cesta con los alimentos en el aceite
  • Desprende vapores y olores.

Si opta por una freidora tradicional, debe tener en cuenta el tipo de cocina que tiene en casa. Si es una vitrocerámica, si es de inducción o de gas.

Preste especial atención al material con el que se ha fabricado, el mejor es el acero y no el aluminio fundido.

Algunas freidoras clásicas tienen una tapa que también puede funcionar como plato. Las patatas fritas, una vez cocinadas, se pueden servir en la tapa que las mantendrá calientes.

Si rara vez come papas fritas o alimentos fritos, una freidora tradicional es suficiente aunque sacrifique una alimentación saludable.

También te interesará: